viernes, 8 de marzo de 2013

Los días que nos separan, de Laia Soler

"Las señales sólo existen y tienen sentido cuando queremos que lo tengan".

Título: Los días que nos separan
Autora: Laia Soler (Selene)
Editorial: Plataforma Neo
ISBN: 9788415750239
Pags. 416
Sinopsis: Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez que se queda dormida. En su mundo onírico, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella... Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor.
Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueños.

Abril busca un libro en la biblioteca, pero además de encontrar Peter Pan y Wendy también se cruza con un chico... Desde entonces, Marina, una chica que vive en 1914 se mete en sus sueños junto a Víctor, un señorito que es idéntico a aquel chico que vio en la biblioteca.

Nuestra protagonista deberá enfrentarse a las sensaciones que le provocan esos sueños, los sentimientos que Marina tiene se harán suyos también. Tendrá que descubrir el por qué y qué relación tienen con ese chico misterioso de la biblioteca. Entre Abril y el chico misterioso hay un detalle muy original que no diré porque es demasiado bonito para que yo os lo cuente, tenéis que leerlo y quedaros con cara de lelos como yo. 

En Los días que nos separan se alternan los capítulos que nos cuentan la vida de Abril (en tercera persona) y los sueños en los que la protagonista es Marina (en primera persona). Me ha gustado este detalle de cambiar el punto de vista en que se cuenta cada parte porque es más fácil diferenciarlas y que no haya una confusión momentánea como pasa en otros libros contados por más de un personaje.

Hay otro detalle de este libro que he agradecido con toda mi alma y que ya desde el principio ha hecho que gane puntos: Abril es universitaria. Sí, no es una adolescente que va a un instituto y bla bla bla... Puede parecer una tontería, pero me gusta que en los libros juveniles las protagonistas no sólo sean adolescentes, porque teniendo diecinueve (y más) años aún se es joven y se lee juvenil.
Además de la universidad, Abril tiene que lidiar con su hermano pequeño, con una madre dedicada en cuerpo y alma al trabajo y con un padre que aparece por casa de uvas a peras. Pero también tiene a sus amigos: Héctor y Mario (♥). Héctor es lo contrario a Abril, ella es soñadora y él en cambio es lo más racional y controlador del mundo, menos mal que tiene a Mario para pegarle codazos en las costillas cuando se pone en plan: no me creo nada que no pueda ver (son tan monos *-*).

"Con algo tendré que alimentar a mi niña interior, ¿no? No voy a dejar que se muera de inanición como hiciste tú con el tuyo".

Por otro lado, Marina es una chica obrera que necesita trabajar para llevar un sueldo a casa, con dos hermanas pequeñas y uno mayor, una madre costurera y un padre que a parte de trabajar hace más bien poco, en resumen, una familia de clase baja de principios del siglo XX. Y luego está Víctor, el hijo mayor de una familia de case alta que se instala a vivir en el edificio de Marina.

No puedo olvidar mencionar ese homenaje a Peter Pan. Me han llegado al corazoncito todas esas referencias esta obra tan importante para mi, y mi niña interior ha disfrutado como la enana que es.

Los días que nos separan no es una historia de amor y ya está. Es una preciosísisisima historia de amor y mucho más. 
La verdad es que no tengo palabras, lo acabo de terminar y estoy aún asimilándolo. Es impresionante que siendo este el primer libro de Laia esté tan bien escrito, con un estilo tan bonito que engancha de principio a fin. Con tantas frases de esas que necesitas marcar o escribir en un papel para que no se te olviden.

"La felicidad es un sentimiento propio que nace de uno mismo".

Y no olvidemos que la ambientación de principios del siglo veinte es maravillosa, se nota que se ha documentado porque aparecen muchos lugares de entonces que ahora no son iguales (aunque otros sí). Genial, parecía que estaba allí, ahora quiero volver a Barcelona y visitar todos esos sitios que se nombran en el libro. (Hola, soy una fan loca... No, no me encerréis >.<).

Admito que he llorado. Al final. No sé si lloraba porque se acababa, por la emoción o por la dos cosas, pero tenía que decirlo. Porque si un libro te hace llorar (al igual que si te hace reír) es que ese libro tiene algo especial.

Es el primer libro de Laia, pero espero que haya muchos más, quiero más historias preciosas para llenarlas de pos-its y marcar frases o escenas o tonterías que me recuerdan a cualquier cosa. Quiero más libros que me cuenten cómo sus personajes se enamoran despacito, día a día, poco a poco, que se sorprendan el uno al otro, que me hagan reír y llorar. Quiero más preciosidades como esta. 
Leedlo, por favor, haced ese favor a vuestros niños interiores y a vuestra parte romántica. No os arrepentiréis.

Gracias a Neo

8 luner@s:

Mike dijo... [Responder]

AY. <3

iPensamientos de Patri dijo... [Responder]

Tengo ganas de hacerme con él, me gusta mucho la sinopsis y la portada me parece preciosa. A ver que tal?!?!?!

BESOTES

Patri Estrellas y páginas dijo... [Responder]

Que buena pinta tiene!!! espero poder leerlo.

un beso

✿Esme*Butterfly✿ dijo... [Responder]

Es una novela muy especial y mágica. Víctor enamora ;)

Besos

Anita dijo... [Responder]

Me llego a casa y no pude parar de leerlo hasta acabarlo ^^
Saludos!

Cris Viviendo entre Páginas dijo... [Responder]

Todas las críticas que he leído de este libro son geniales y yo tengo muchísimas ganas de leerlo.
Ya sólo por tu reseña me caen bien los personajes pero espero poder conocerlos a fondo *-*

Un besito♥

Juanma dijo... [Responder]

Tengo muchas ganas de leer este libro. Va a tener que esperar un poco por la crisis, pero a la presentación voy fijo :)

lorelay dijo... [Responder]

Ayss cada vez que veo la portada me enamoro un poco más de él... Le tengo muchas ganas y acabará siendo mio en breve... XD

Gracias por la reseña...

Besos